Qué es la atención plena y cómo se entrena

Qué es la atención plena y cómo se entrena

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Autora: Imma Juan
Twitter: @intimind

Aunque cada vez nos resulta más familiar el término de mindfulness y cada vez lo utilizamos con más naturalidad aunque sea una palabra inglesa, lo cierto es que tenemos una expresión en español que refleja con fidelidad su significado y es: atención plena. La explicación más sencilla de estas dos palabras es que consiste en llevar consciencia total a una experiencia. Todos hemos vivido algún momento con atención plena. Es una cualidad que está en la naturaleza humana.

Con la práctica de mindfulness, por una parte nos entrenamos para llevar ese estado de consciencia a un mayor número de momentos en la vida, y, por otra parte cultivamos la habilidad de decidir cuando queremos prestar esa atención total a algo (o a alguien).

 Las técnicas de atención plena, en la forma que se practican en Occidente, tienen su origen en la tradición de meditación budista, pero no hay nada inherentemente «budista» en ellas. La atención plena, de hecho, es el ingrediente fundamental de la mayoría de las técnicas de meditación, pero va mucho más allá del aspecto formal que consiste en sentarte en el suelo con los ojos cerrados. La atención plena implica estar presente, en este momento, sin distracciones. ¿Recuerdas algún momento así? ¿Algún momento en que tu mente y tu cuerpo están percibiendo y sintiendo la realidad tal y como es?  Es exactamente lo opuesto a cómo vivimos la mayor parte del tiempo ya que solemos estar atrapados por pequeños (y grandes) pensamientos y sentimientos, criticando y juzgando a los demás y a nosotros mismos. 

DARSE CUENTA 

Ser consciente es darse cuenta. Es es el primer paso para luego dar solución a problemas que surjan. Muchas veces se habla de la meditación como de una actividad para aislarse pero no es así: es una búsqueda de acción, de la mejor acción decidida desde la calma.

  • Cuando estamos meditando, la mente se distrae de forma constante y, con amabilidad, cuando nos damos cuenta de esa distracción, volvemos a traer la atención al momento presente. Una y otra vez. Practicas y experimentas cómo es eso de llevar plena consciencia a lo que sucede, instante tras instante.
    • Esa atención plena transforma nuestra manera de vivir el presente y nos permite una visión más clara de las cosas.
  • ¿Cómo afecta la atención plena a la toma de decisiones?
    • La observación sin juicio nos permite comprender cómo nos sentimos y qué pensamientos surgen en un momento dado. A partir de ahi, nada impide el cambio. Al contrario, puedes decidir tus siguientes acciones de forma más consciente y más objetiva (aunque siempre dentro de la subjetividad humana) .

La práctica regular de mindfulness ayuda a ser consciente de los sesgos cognitivos y también ayuda a desapegarnos de ellos y a darnos cuenta de que los podemos cambiar.

El cambio no se produce de forma inmediata, pero, con tiempo, verás que la atención plena se despliega es tu vida cotidiana, cuando no estàs meditando. Es como la actividad física: más allá del momento en el gimnasio o donde hagas tus ejercicios, luego notas en el cuerpo que tus músculos y tu postura y tus sensaciones corporales han mejorado.

CÓMO FUNCIONA LA ATENCIÓN  PLENA PARA QUE REALMENTE NOS DE TANTOS BENEFICIOS

Cuando padecemos estrés o ansiedad solemos generar tres comportamientos de forma involuntaria o inconsciente:

  • Evitación conductual o experiencial : Ocurre cuando evitamos, negamos o huimos ante una experiencia desagradable.
  • Rigidez cognitiva : Nos enganchamos a un pensamiento sobre lo que ocurre y no contemplamos ninguna alternativa.
  • Rigidez de respuestas: nuestra forma de actuar ante esa situación es siempre la misma.

La práctica continuada de mindfulness ayuda a modificar esos comportamientos. Ayuda a darse cuenta de todos los contenidos internos con claridad. Cultiva la autoobservación y amplía la visión de uno/a mismo/a con lo cual tomamos perspectiva de lo que nos ocurre y de sus causas. Por último, aprendemos a permitir conscientemente todo lo que ocurre en lugar de bloquearlo.

Permitir conduce a la disolución natural de dichos contenidos. Ante nuestra conciencia observadora, los contenidos aparecen, se desarrollan y mueren.

La práctica de la atención plena nos ayuda a ver cómo nuestros pensamientos, emociones y sensaciones se transforman y cambian rápidamente. Nos damos cuenta de que no hay forma de mantener y fijar los estados «placenteros» así como tampoco podemos descartar definitivamente los estados «desagradables». Nada es para siempre

En las últimas décadas los estudios sobre mindfulness han proliferado y muchos demuestran que la práctica de Mindfulness reduce el pensamiento repetitivo e improductivo que da vueltas a una misma idea sin llegar a ninguna conclusión o solución. Reduce la “rumiación” y por lo tanto, mejora la capacidad de los practicantes para hacer frente a la ansiedad, el estrés y el dolor.

josh-kahen-ME6nYevdO0k-unsplash

Permitir

A la vida no se la puede controlar.
Trata de acorralar a un rayo,
o de dominar a un tornado.
Detén a un río y creará un nuevo cauce.
Resiste y la marea te hará caer.
Permite y la gracia te aupará a un nivel superior.
La única seguridad reside en dejar entrar a todo:
lo salvaje y lo débil; el miedo,
las fantasías, los fracasos y el éxito.
Cuando la pérdida arranca las puertas del corazón,
o la tristeza encubre tu visión con desesperanza,
La práctica consiste sencillamente en soportar la verdad.
Si escoges abandonar tu forma conocida de ser,
Todo el mundo se revela ante tus ojos nuevos.

Poema «Permitir» (Allow) de Danna Faulds

 

¿CÓMO APLICARÍAMOS ESTA ATENCIÓN CONSCIENTE PLENA?

Te propongo un breve ejercicio  que se sintetiza con la palabra STOP para que sea más sencillo de recordar. En cualquier momento del día, cuando te sientas tenso o alterado dedica tres minutos a hacerlo:

STOP

  • S: Stop, paro, me detengo…
  • T: Tomo aire, inspiro y espiro, respiro…
  • O: Observo…cuerpo, pensamiento, emociones…
  • P: Prosigo adelante con lo que estaba haciendo, continúo desde la consciencia.

La casa de huéspedes

“El ser humano es una casa de huéspedes.
Cada mañana un nuevo recién llegado.
Una alegría, una tristeza, una maldad
Cierta conciencia momentánea llega
Como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!
Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,
Que vacían tu casa con violencia
Aún así, trata a cada huésped con honor
Puede estar creándote el espacio
Para un nuevo deleite

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,
Recíbelos en la puerta riendo
E invítalos a entrar
Sé agradecido con quien quiera que venga
Porque cada uno ha sido enviado
Como un guía del más allá”

Rumi

javardh-FL6rma2jePU-unsplash

Habitar el presente. No se trata de desconectar sino de centrar nuestros sentidos en el aquí y el ahora. Ese es el puente de unión con nuestro interior y precisamente, uno de los objetivos del mindfulness.

Es una filosofía ancestral que nos invita a adoptar una actitud de apertura ante todo lo que sucede. El mindfulness entrena la mente para que se convierta en un espacio libre de juicios para así liberarnos del automatismo en el que vivimos inmersos día tras día.

Dudas frecuentes sobre mindfulness
TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Autora: Imma Juan
Twitter: @intimind

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a intimind para el envío de su newsletter, novedades comerciales y/o nuevas promociones de sus servicios..