Preguntas frecuentes de los más escépticos con la meditación

Preguntas frecuentes de los más escépticos con la meditación

TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Autora: Imma Juan
Twitter: @intimind

Hemos reunido algunas de las preguntas preferidas por los más escépticos y respondemos de forma práctica. Sin esoterismos

La meditación está envuelta de conceptos erróneos y de asociaciones sin demasiado sentido. Según la visión de algunas personas, si practicas mindfulness, deberías también seguir las leyes del feng-shui y ser maestro de reiki. Pero una cosa no lleva a la otra. Hay meditadores que practican feng shui y reiki igual que hay meditadores que hacen surf y diseñan casas, o que cocinan y pintan, o que montan a caballo y programan software…
Hay quien piensa en definitiva que meditar es puro esoterismo y muchos otros lo descartan a priori porque lo consideran una actividad exclusiva de yoguis veganos que pasan las vacaciones en la India.

La meditación es sólo para hipsters que comen kale y zumos detox

Ni hipsters ni hippies. La meditación es una práctica de todos y para todos. Actualmente puedes encontrar meditadores en cualquier ámbito social. No importa la edad, ni el género, ni la clase social.

Se imparten clases de mindfulness en las escuelas, en hospitales, en empresas…incluso en un Parlamento. Sí. Has oído bien. El Parlamento británico tiene un grupo Grupo Multipartido sobre Mindfulness encargado de recopilar las evidencias científicas y las mejores prácticas vigentes en entrenamiento en atención plena. Pero van más allá y tendrán que desarrollar recomendaciones de políticas al gobierno basadas en estos hallazgos. Aquí puedes leer traducido el documento  UK, MINDFUL NATION (Reino Unido, Nación Atenta).

Esta presencia de mindfulness se está dando en tantos ámbitos porque funciona. La meditación se ha mostrado útil y eficaz para mejorar la concentración, la productividad, el compromiso, la creatividad y la innovación.

De 2010 a 2012, Aetna Health Insurance realizó un estudio de dos años entre su propio personal sobre su nuevo programa de bienestar voluntario, consistente en meditación, yoga y consejos dietéticos. Como resultado se redujo el estrés negativo y aumentó la productividad. La compañía ahorró unos $ 63,000,000

Y ni siquiera tuvieron que renunciar a los zumos detox.

La meditación es sólo un efecto placebo para tu mente, no hay evidencia científica sobre ella.

Lo bueno de los placebos es que la ciencia demuestra que realmente funcionan . La pregunta no resuelta es por qué. Pero la meditación no es un placebo. Su efecto no depende de que creas o no ella. La moderna tecnología de monitorización del cerebro ha permitido a los investigadores medir los efectos de la meditación. Más de 1500 estudios revisados por pares apoyan la afirmación de que la meditación tiene muchos efectos duraderos y beneficiosos en el cerebro, la mente y el cuerpo.

Meditar es súper aburrido

Vivimos rodeados de estímulos y la necesidad de novedad continua puede convertirse en una verdadera adicción. Sentir aburrimiento cuando empiezas a practicar es muy habitual. Cuando eso ocurre, lo que se aconseja es convertir el propio aburrimiento en objeto de tu atención. Explorarlo como hacemos con todo lo que ocurre, con curiosidad y con aceptación. Ese ejercicio te permite ir más allá de ese estado puntual. Tienes dos opciones:

1- Considera el tedio parte de la práctica. En lugar de temerlo, despreciarlo o juzgarte observa los pensamientos que surgen asociados a él, si lo sientes en alguna parte de tu cuerpo, si te provoca alguna sensación. Haciendo esto ya estás mostrando interés y esa actitud por si misma desvanece la apatía.

2.- Dejarte llevar por el aburrimiento: en ese caso, consciente o inconscientemente, asaltarás la nevera o te sumergirás en internet sin rumbo en busca de estímulos.

Como dice la maestra Tara Brach “El aburrimiento puede ser el resultado de la desconexión con la vida y el modo en que pasamos el tiempo en nuestra vida.”

Lo que es seguro es que las personas con experiencia en la meditación no se aburren nunca porque conectan con la fuente interior de felicidad. Cortan con los intermediarios y van directamente al proveedor, que está dentro de ti.

“El aburrimiento puede ser el resultado de la desconexión con la vida y el modo en que pasamos el tiempo en nuestra vida.”

–Tara Brach

Intenté meditar 5 minutos, pero mi mente no paraba. Conmigo no funciona.

A ver. ¿Qué actividad funciona a los cinco minutos de estar practicándola? ¿Qué habilidad entrenas en ese tiempo sin necesitar nada más?.

La meditación requiere práctica y continuidad. Lo mismo que si quieres aprender una lengua, un deporte o algo nuevo. La regularidad es clave. Entonces podrás sentir beneficios: calma mental y paz interior fundamentalmente. Cuanto más tiempo dure cada sesión mejor, pero es preferible 10 minutos diarios que 30 de forma esporádica.

Según algunos expertos para tener un cierto nivel hay que practicar entre 1000 y 2000 horas. Eso significa dedicar 30 minutos diarios a meditar durante cinco años y medio. Ahora bien, hay estudios que sostienen que a la semana empiezan a notarse cambios.

También puedes consultar esta investigación que muestra cambios en el cerebro con 8 semanas de práctica.

No me gusta sentarme con las piernas cruzadas cantando om, y no veo cómo eso va a mejorar mi vida

Se puede meditar en posturas diferentes e incluso puedes hacerlo caminando. Así que no pongas excusas. Millones de personas meditan todos los días sentándose en una silla (¿ves qué fácil?) Es como llevar tu cerebro al gimnasio. Plantéatelo así. Empieza poco a poco. 10 minutos al día. Luego puedes incrementar el tiempo. Un famoso estudio de Harvard de 2012 demostró que meditar 20 minutos al día, durante 8 semanas seguidas, reduce de los niveles de estrés, mejora la concentración y disminuye la ansiedad.

La meditación es una moda más y va a morir porque es inútil

Bueno, todo puede pasar pero es un escenario poco probable. Esta práctica lleva con nosotros 2500 años y en este momento su popularidad está aumentando rápidamente, sin caer. La razón por la cual ahora se está extendiendo no es por la publicidad. Es debido a la investigación científica que confirma sus beneficios.

El locutor de noticias de la ABC Dan Harris, autor de “10% más feliz: cómo conseguí controlar mi voz interior, reducir el estrés, sin perder competitividad y encontrar un método de autoayuda realmente eficaz” comenzó como un escéptico total.

Dan sufrió un ataque de pánico ante millones de telespectadores en la emisión de Good Morning America. Aquello le hizo saber que tenía que cambiar algunas cosas. Aconsejado por su psicólogo empezó a meditar y se dio cuenta de que el origen de sus problemas era en realidad aquello que siempre había considerado su mayor activo: la voz interior incesante e invariable que le empujaba hacia los más altos niveles de una empresa hipercompetitiva.
Todos tenemos una voz interior. Es la que nos hace perder el control innecesariamente, mirar el whatsapp compulsivamente, comer sin apetito y quedarnos anclados en el pasado o en el futuro, a expensas del presente.

La mayoría de nosotros asumimos que “somos” esa voz y que no podemos hacer nada para liberarnos de ella, pero Harris descubrió un método eficaz para conseguirlo: la meditación.

Actualmente hay investigaciones que sugieren que la meditación lo puede todo, desde reducir la tensión arterial a reconfigurar la mente.

Harris se mantiene con cierto grado de escepticismo y asegura que no cree todo lo que se dice de mindfulness pero ha experimentado en carne propia que, con la práctica tiene más calma y concentración. Según él con la meditación ha conseguido sentirse un 10% más feliz. No está mal ¿no? Ahora predice que dentro de 5 a 10 años la meditación será reconocida como una parte importante de una rutina saludable diaria, al igual que hacer ejercicio y cepillarse los dientes.

Sentarse sin hacer nada es improductivo, una pérdida de tiempo

Hablando en estos términos, también puedes considerar improductivo llevar a tus hijos al parque, o tomar un café con una amiga, o incluso leer una novela.

Pero estas son las cosas que nos ayudan a permanecer sanos, felices y satisfechos. La meditación es un hábito saludable más. Ayuda a aumentar la inteligencia emocional y la concentración. Puedes usar la meditación para reducir el estrés, desbloquear la felicidad interior y cultivar su creatividad.

Todo eso suena bastante productivo. ¿no te parece?

poesísa mary oliver que planeas hacer con tu vida
Neurociencia e Investigación
TwitterFacebookGoogle PlusLinkedin

Autora: Imma Juan
Twitter: @intimind

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *